Se Complicaron, Pero Ganaron

Si bien los resultados de las 4 primeras fechas, tienen a Universidad Católica con una estadística favorable, invicta, con 19 goles a favor y 0 gol en contra, se debe ser cauto en el momento del análisis.

Haciendo la salvedad que la lógica no siempre es una norma en el fútbol, Católica le ha ganado a quien tenía que ganarle. Sin desmerecer a los equipos rivales, salvo Santiago Morning, el resto militó en la segunda división del fútbol femenino en el torneo de clausura de 2010. 
Claro está, que en años anteriores, costaba mucho más de la cuenta alcanzar el triunfo, con rivales que en el papel se podían considerar débiles, cometiendo errores defensivos increíbles, que muchas veces costaban perder mas de algún punto.
Tal vez esa ha sido la diferencia de este auspicioso inicio de campeonato, la sólida disciplina defensiva que han demostrado cada una de las integrantes del equipo cruzado. Todas dispuestas a luchar cada balón, y aplicarse defensivamente para mantener el cero en el arco propio.
El partido ante Cobresal no fue la excepción.
Se jugaba ante un equipo que había caído inapelablemente ante Colo Colo de visita por 15 a 0, y lógicamente su cuerpo técnico y jugadoras no estaban dispuestos a llevarse una “boleta” similar, ahora en calidad de local.
Católica se encontró con un equipo que batalló cada pelota en todos los sectores de la cancha,  no dejando jugar a las volantes cruzadas, y con una marca al límite del reglamento contra las delanteras cruzadas.
En el primer tiempo, la mala toma de decisiones cuando se tenía el balón, hizo que católica se enredara en la madeja defensiva que planteó Cobresal, retirándose al descanso con la impotencia del 0 a 0.
La segunda etapa, el equipo cruzado entró dispuesto a cambiar la historia, pero nada de ello ocurría. Si bien los cambios le dieron un nuevo brío al equipo, acercándose con más peligrosidad al arco rival,  no fue si no que hasta el minuto 25 de la etapa de complemento,  en que apareció la figura de la goleadora del equipo cruzado, María José Urrutia, quien abrió el marcador, dándole un respiro, al hasta en ese momento, angustiado equipo de la UC.
De ahí en adelante, las de San Carlos fueron por más, y nuevamente, la “Koté” convirtió en gol un excelente pase de Abigail Swierenga, colocando la tranquilidad con el 2 a 0 a ocho minutos de terminar el encuentro. Tres minutos más tarde, la “Koté” devuelve la mano a Abigail, con otra excelente habilitación, que culminó con clase, la delantera norteamericana de la UC.
Para cerrar el 4 a 0 definitivo, un tiro libre soberbio, ejecutado nuevamente por Koté Urrutia, desde aproximadamente 25 mts en diagonal al arco, cuando el partido llegaba a su fin.
A la UC le bastaron 20 minutos de buen juego, para llevarse los tres puntos, pero con la lección de que no se pueden regalar 45 minutos, menos ahora, pensando en los duros partidos que se vienen en el calendario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s